Saltar al contenido | Saltar al menú principal | Saltar a la secciones

Aspectos médicos: Enfermedades infecciosas

VIH en Hemofilia

La población hemofílica ha estado expuesta constantemente a agentes infecciosos transmitidos a través de productos sanguíneos necesarios para su tratamiento.

La infección más grave y de consecuencias más devastadoras en hemofilia ha sido la desencadenada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

El SIDA fue descrito por primera vez en un paciente hemofílico en Octubre del año 1981. Siendo reportado por el Centro para el Control de Enfermedades de Atlanta, Estados Unidos, en Julio de 1982. En esa fecha el mencionado centro publicó tres casos de Pneumocistis Carinii en hemofílicos que no eran homosexuales ni adictos a drogas administradas por vía endovenosa y que tenían en común la utilización de concentrados de factor VIII.

El estudio de la historia natural en hemofilia, de la infección VIH al principio fue confusa, pero la publicación en Abril de 1984 del aislamiento de un retrovirus T-linfotrópico en un cultivo de linfocitos T procedentes de dos hermanos afectos de hemofilia B, por Montagnier, hizo posible desarrollar un test específico del anticuerpo.

En aquellos años los grupos dedicados a la atención de los hemofílicos, comenzaron a buscar esta alteración en sus pacientes. En el año 1983, en el Congreso Internacional de la Federación Mundial de Hemofilia, celebrado en Estocolmo, se presentaron 21 casos de infección VIH ocurridas hasta esa fecha en Estados Unidos.

La Organización Mundial de la Salud, aconsejó utilizar concentrados de factor tratados por calor, y desde 1985 se dispone del test antiVIH para seleccionar los donantes de sangre.

En un estudio realizado en 1986 por el Centro para el Control de enfermedades de Atlanta, para determinar la eficacia del tratamiento con concentrados sometidos a calentamiento, se estudiaron 2370 pacientes con hemofilia A y 434 con hemofilia B, siendo la tasa de seropositividad de un 53%

Según la Federación Mundial de Hemofilia el porcentaje de hemofílicos en España es de un 45%

La elevada incidencia de la infección VIH en la población hemofílica podría deberse:

  • Frecuencia del Tratamiento
  • Vía de contagio(vía endovenosa es la vía de infección con una elevada carga de virus en los concentrados)
  • Coinfecciones virales(hepatitis, citomegalovirus, parvovirus...)
  • Trastornos inmunológicos, debido a la gran cantidad de proteínas extrañas a que son sometidos constantemente, lo que implica un reto al sistema inmunocompetente.

Ello explica el impacto que la infección VIH ha ocasionado en la población hemofílica. Así mismo, la ausencia de nuevas inoculaciones víricas y el cumplimiento de los programas de profilaxis y tratamiento, le han dado a la población hemofílica un grupo de características diferentes en relación con otros grupos de población infectados por el VIH.

Hoy en día los temores relacionados con la transmisión del VIH a través de concentrados de factores han desaparecido por completo.